Comer bien: ¿por dónde empezar? Instrucciones detalladas para pasarse al PP

¿Por qué cambiar a una dieta sana?
Una razón habitual por la que la gente se pasa a una dieta sana es para conseguir la talla deseada. Las estadísticas muestran que el 54% de los hombres y el 59% de las mujeres tienen sobrepeso. Esto se debe principalmente a unos hábitos alimentarios negativos, poco saludables, un elevado consumo de calorías y una escasa actividad física.

Sin duda, PP es un término amplio, que incluye muchos factores. Pasarse a una dieta de este tipo es adecuado para quienes han decidido

adelgazar y deshacerse del exceso de peso
llevar un estilo de vida saludable
hacer ejercicio y mantener una buena forma física
evitar problemas de salud causados por una alimentación poco saludable;
adoptar hábitos saludables.
En cuanto cambie sus hábitos alimentarios, verá inmediatamente los resultados en forma de reducción del volumen corporal.

Primera etapa: Combatir los viejos hábitos
La primera etapa contiene consejos que te ayudarán a dar el paso hacia una nueva vida. Si sigues estas reglas, podrás perder peso.

Limpiar tu comida basura
Lo primero que debes hacer al pasarte al PP es eliminar por completo la "comida basura" de tu menú, que incluye:

El azúcar y los alimentos que lo contienen;
La bollería y los productos de línea blanca;
Embutidos, salchichas y productos cárnicos precocinados;
comida rápida;
Zumos azucarados, refrescos y limonadas: pueden sustituirse por bebidas de café;
Mayonesa, ketchup y salsas de origen artificial.
Estos productos tienen un bajo valor nutritivo, del que el organismo no se beneficia en absoluto. Además, estos productos son ricos en calorías, por lo que la grasa se deposita rápidamente en los costados. Otro factor es que el volumen de estos productos no da sensación de saciedad, por lo que sentirá hambre constantemente e ingerirá comida de más.

Eliminar el alcohol
Debes hacerlo no sólo porque las bebidas fuertes están en la lista de alimentos poco saludables, sino también por otras muchas razones:

El alcohol afecta a las neuronas responsables del control del apetito, por lo que querrás comer todo el tiempo;
incluso pequeñas dosis de alcohol provocan trastornos alimentarios;
el alcohol retiene agua;
el metabolismo se ralentiza, por lo que la pérdida de peso es más lenta;
el alcohol suele ir acompañado de aperitivos y otros tentempiés que añaden calorías y peso.
Será difícil eliminar por completo el alcohol de tu dieta, pero merecerá la pena. Además, aprenderás a divertirte sin doparte.

Prepararse para un cambio de estilo de vida
Si tu objetivo no es sólo conseguir un cuerpo bonito, sino también mantener el resultado durante mucho tiempo, debes recordar una regla muy importante y seguirla siempre: el ayuno debe convertirse en un estilo de vida. Por lo tanto, debe proponerse de inmediato cambiar sus hábitos alimenticios para siempre.

Muchas personas piensan que es posible sentarse en una dieta adecuada, perder peso y luego volver al régimen habitual. Pero no funciona así: tales cambios también son peligrosos para el organismo.

La segunda etapa: acostumbrarse a comer bien
Esta etapa requiere elegir bien los alimentos y repartirlos a lo largo del día. También desarrollarás otros hábitos que te acompañarán todo el tiempo.

Establecer un régimen de bebida
Es importante empezar a beber agua con regularidad. Es una solución sencilla y eficaz para conseguir esas codiciadas formas. El agua, en particular, interviene en todos los bioprocesos del organismo y suprime el hambre. Sólo tiene 0 calorías.

Debes beber unos 6-8 vasos de líquido de 250 ml al día. Al principio será difícil, pero se convertirá en un hábito.

Establecer un régimen dietético
Este paso se considera uno de los más difíciles, pero también es uno de los más importantes. Aquí es donde se producen los colapsos o comienza una dieta dura. Por lo tanto, hay que comer según este régimen

desayuno - 07:00;
primer tentempié a las 10:00
almuerzo - 13:00;
segundo tentempié, 16:00
cena - 19:00
merienda una hora antes de acostarse - 21:00
El horario del ejemplo se basa en el hecho de que una persona se levanta a las 06:00 y se acuesta a las 22:00 horas. Pero puedes adaptar el horario a tu propio horario. La regla básica de la PP es comer cada 3 horas; la ración de comida debe ser pequeña.